domingo, 23 de febrero de 2020

Actuación Urbanística en Samil





A finales del siglo XIX, Vigo era una ciudad con una magnífica red de playas urbanas. Sin embargo, poco a poco, todo este tesoro natural fue perdiéndose víctima del progreso y el desarrollismo.

Las primera playa que desapareció fue la de San Francisco, en la zona de Picacho, presa de un relleno. Después, le siguieron las playas de San Sebastián, Coia y Guixar.

En 1916, la única playa urbana que había en Vigo era la del Areal, que posteriormente también desapareció.

Fue por esa época en la que la playa de Samil comenzó a tomar cierto impulso. Hasta ese momento era una playa poco frecuentada por los vigueses. Sin embargo, en 1915, Julián Mogín, un empresario coruñés, viendo el potencial que tenía la playa, solicitó que la playa se comunicara por tranvía. Además, proponía también la construcción de una plaza de toros en el itinerario del tranvía a la playa.



A finales de 1923 y principios de 1924, en su propuesta de ordenación de Vigo Antonio Palacios publicó tres artículos donde proponía urbanizar la zona y crear una ciudad turística con casino, hoteles, club naútico, etc. Una zona de la playa estaba proyectada como ciudad jardín y la otra con edificaciones en altura.


Como es bien sabido, el plan no se llevó a cabo, y Samil continuó con sus problemas de comunicación.

En 1928 el diario El Pueblo Gallego defendió una campaña en la que se instaba a prolongar la carretera que unía Vigo con el matadero de Alcabre. Esta prolongación se hizo realidad años después con una complicada carretera por donde transitaba el tranvía.

Y en 1969, Samil ganó otro enlace con la apertura de lo que hoy es la Avenida de Samil.

Ese mismo año, Rafael Portanet ordenó la construcción en Samil de un paseo, dos aparcamientos, restaurantes, vestuarios y una zona ajardinada, dentro de un plan de ordenación encargado al arquitecto madrileño Emilio Garrido.

Este plan fue muy controvertido. Muchas gente lo rechazaba, e incluso, el 16 de octubre de 1970, un grupo de personas influyentes hizo público un manifiesto en el que llamaban a Vigo a la defensa de Samil. «Basta contemplar la mole de cemento...para calcular las consecuencias tan dañosas como irreparables», decían personajes tan influyentes como Valentín Paz-Andrade, los Álvarez Blázquez o Eduardo Blanco Amor. Este manifiesto animó a muchos vigueses anónimos a secundar la protesta que, como era de esperar entonces, no impidió que los trabajos siguiesen su lento desarrollo.

«Con esto pretendemos acabar con la anarquía que reina en la zona de Samil, repleta de chabolas inmundas», fue la respuesta de Portanet en un pleno municipal en enero de 1970. En mayo de ese mismo año, Samil dejó de ser una playa salvaje cuyas dunas llegaban hasta el interior de la parroquia de San Paio de Navia, para convertirse en una playa urbana llena de cemento.


El alcalde Portanet estuvo en la alcaldía hasta 1970. Su sucesor, Antonio Ramilo, también siguió adelante con el proyecto. La única concesión que hizo fue la de retranquear el muro un metro hacia el interior.


Desde la construcción del paseo, la playa ha ido perdiendo arenal año tras año. Ése es el motivo por el que en el gobierno de Lois Castrillo se propuso el derribo del muro y todos los establecimientos de ocio para regenerar la playa y recuperar las dunas. La primera idea de Castrillo, en 2001, era la de incluir en el Plan General el derribo o retranqueo del muro.


Sin embargo, esta iniciativa no tuvo mucho calado. Cuatro años después, con Corina Porro en la alcaldía, esta iniciativa se volvió a retomar. Mediante el Plan General, se propuso eliminar el actual paseo y convertir la avenida de Samil en un vial interno con un nuevo paseo. Hacia el interior se construiría otro vial de gran anchura para soportar el tráfico de vehículos.


Con estas estamos hasta que llega Abel Caballero a la alcaldía. Por fin se aprueba el Plan General, y dentro del mismo puede apreciarse que hay varios ámbitos relacionados con este proyecto. La idea esencialmente es la misma: eliminación del paseo y derribo de los establecimientos hosteleros y ampliación de la playa recuperando las dunas.


En el área de ordenación detallada de Fontes Pertegueiras del PXOU puede verse cómo es el proyecto ideado para Samil.

La idea es la de urbanizar una zona, hasta ahora abandonada con la proliferación de urbanizaciones sin licencia, considerada estratégica para generar servicios para la ciudad. Esta urbanización se completaría con la apertura y ensanche de viarios y zonas verdes en la Avda. de Europa y la Avda. de Castelao, conexiones viarias imprescindibles.

Como entramado viario en la zona hay que citar:

-  Accesos desde Vigo: como principal por el sur de la actuación, la Avda. de Europa que pasa a tener 30 metros de ancho, con 31 metros además de zonas libres y verdes anexas.


-   Accesos desde la Avda. de Atlántida desde el Norte. Como vial principal estructurante.

-   Viario Principal eje de la Actuación. Que atraviesa el ámbito de Norte a Sur con una sección mínima de 27 metros más zonas laterales libres o de zona verde, que convierten a esta via en un área de paseo con suaves pendientes, rodeada en su mayor parte de vivienda unifamiliar aislada o adosada debidamente retranqueada. La edificación de altura se proyecta con 4 ó 5 plantas previéndose también vivienda en plantas bajas rodeada de zonas comunes privadas para dar un mayor actractivo inmobiliario y calidad de vida a la futura promoción.

-  El resto del viario consiste en una serie de ramificaciones para la conexión y redistribución de las circulaciones existentes dentro del borde consolidado de la ciudad, dando salida a viarios estructurales que se adentran en suelos urbanos de antigua formación.


La actuación se integra en una malla urbana perfectamente definida, siendo los elementos estrucutantes de la propuestas los encaminados a completar la unión de los márgenes de las dos vías opuestas existentes, las cuales quedan conectadas dejando libre la principal Avda. de Samil que vierte directamente a la zona de playas. Al mismo tiempo se dan continuidad al viario transversal ambién estructurante dejando completada la malla que sustituirá a la Avda. de Samil.



Con esta propuesta, se obtienen 207,36 metros cuadrados de zonas libres de edificación, ocupando el suelo destinado a vivienda unifamiliar el 80,31% de la superficie restante.

El otro factor importante en la actuación es la conservación y generación de las zonas verdes complementarias conservando y protegiendo el espacio natural existente y compatible con el uso global característico.

La red peatonal está constituida principalmente por los itinerario del vial principal que atraviesa el ámbito de norte a sur, con márgenes de 4 metros de ancho, además de la zona verde de acompañamiento, compatible con el carril-bici. Este itinerario se complementa con las sendas figuradas en la documentación gráfica que circundan y atraviesas sin ceñirse al sistema viario las áreas de zonas verdes de la Avda. de Europa y las situadas al noroeste y en conexión con el acceso a la zona de playas.

El planteamiento seguido en los criterios de ordenación ha sido el mantenimiento de la vivienda unifamiliar como tipología mayoritaria, utilizando una baja edificabilidad, con un alto porcentaje de cesiones para espacios libres y viales.

Se conforma la zona como residencial de forma lineal a ambos lados del vial central de sustitución de la Avda. de Samil. Dicho eje genera un espacio de paseo tensionado por dos vías principales en sus extremos como la Avda. de Europa y la Avda. Atlántida.

Con la ordenación propuesta se mantiene una relación espacial adecuada para la protección de un área cercana a la zona de playas, en donde se genera una gran superficie de espacios libre y equipamientos necesarios. Se mantiene una adecuada relación con las infraestructuras viarias, respetando los sistemas generales incluidos y previstos con frente a la Avda. de Europa, la cual se ensancha con el mismo ancho que tiene el Polígono de Coya. Se genera un recorrido peatonal que une Coya y la Avda. de Atlántida en relación con el Museo del Mar. También se urbanizan 25.024 metros cuadrados como sistemas generales adscritos a cargo de la actuación, los cuales por encontrarse en zona de protección de costas quedaban sin poder edificarse ni gestionarse urbanísticamente, pasando a partir de ahora a aumentar las zonas de recreo y ocio al lado del borde marítimo.



En relación con los aspectos ambientales, se lleva a cabo la situación de dos grandes áreas de zona verde en los extremos de la actuación. Al norte en las inmediaciones de la Avda. Atlántida como prolongación de la duna arbolada existente y la relación con zonas dotacionales, y la que limita con la Avda. de Europa, en previsión de la alta capacidad de tráfico y emisión de ruido. También se tiene en cuenta la exención de edificación en altura dando continuidad y potenciando la vegetación autóctona existente en la zona de playas.

La protección del patrimonio natural se ha garantizado en la medida de lo posible con la mayor continuidad de las zonas verdes, dotándolas de la conexión biológica necesaria. Se promoverá la sustitución de la vegetación alóctona (pinos y eucaliptos) porvegetación autóctona y la plantación de vegetación arbolada también autóctona en los espacios verdes como en las plantaciones lineales en los espacios peatonales o en las aceras. También se buscará mantener la integridad de la red fluvial garantizando el menor impacto sobre los cursos del agua, y preservar la acción edificatoria en lo posible.

Además de todo esto, se promoverá la movilidad sostenible con la creación de carriles-bici y aparcamientos públicos previstos en todos los viarios estructurantes. Todas las áreas residenciales quedan debidamente conectadas con los sistemas generales de zonas verdes mediante sendas peatonales y carril-bici, y las amplias aceras diseñadas se acompañarán con zonas verdes de paseo de largo recorrido.

El itinerario previsto del carril-bici conecta con el viario principal y discurre por los márgenes de las aceras de 4 metros (ambos sentidos) del viario-eje del ámbito, continuando con la Avda. de Europa y bajando a la zona de Samil por el margen Norte de la primera transversal izquierda desde Avda. Atlántida (zona verde y dotacional).

Pero el proyecto tiene un problema: las licencias de varios establecimientos hoteleros. Esto hace que el proyecto en Samil sea a largo plazo. El hotel Samil tiene concesión hasta 2016, el Jonathan hasta el 29 de agosto de 2016, el Camaleón hasta el 20 de diciembre de 2019 y el Di San Remo hasta el 20 de octubre de 2025.



Precisamente, la semana pasada se publicó en los medios informativos locales que el restaurante As Dornas, cuya concesión ha caducado, será derribado esta primavera. En su lugar se construirá un parque público de 4.000 metros cuadrados rodeado por un espacio ajardinado. En este parque público se ubicarán unas instalaciones deportivas que, con casi toda seguridad, serán canchas de baloncesto.

Este parque será provisional hasta que caduque la licencia de los establecimientos hosteleros que bordean la playa de Samil. Siendo optimistas en quince años. Con qué facilidad se destruye el patrimonio natural y lo difícil que es arreglarlo. Ése es el problema de los políticos. No saben (o eso espero) que sus decisiones afectan a las ciudades y a los ciudadanos, con suerte, unas decenas de años. Muchas veces el daño causado es casi imposible de reparar (véase el caso del hotel Bahía o la torre de Toralla) y sin embargo toman decisiones a veces con una ligereza que asusta.






0 comentarios:

Publicar un comentario