domingo, 23 de febrero de 2020

Edificio de la Mala Real Inglesa (1912)




Hasta finales de la década de los 60, la Avda. Cánovas del Castillo era una preciosa avenida con una gran variedad de edificios que no superaban las tres alturas. Formaban un conjunto elegante y armonioso que permitía que los edificios situados por detrás también tuvieran vistas al mar.


Sin embargo, a finales de los 60, la especulación inmobiliaria consiguió derribar la mayoría de edificaciones y sustituirlas por bloques de edificios colmena de once plantas de altura, que taponaron las vistas del barrio histórico haciendo efecto pantalla.


Una de las pocas edificaciones que se salvó de la picota fue el edificio de la Mala Real Inglesa, construido por Jenaro de la Fuente y Domínguez en 1912.


Se trataba de un edificio de granito, de estilo ecléctico y con una ampulosa decoración ornamental.


A pesar de que constaba de tan sólo una planta, debido a que el Ayuntamiento no le había permitido más alturas para no perder las vistas del mirador de la Piedra, era un edificio de una gran belleza.

Entre 1965-1969 se permitió añadir al edificio, conservando el bajo, siete plantas con chapado de granito que no tenían nada que ver con el edificio original.

0 comentarios:

Publicar un comentario