domingo, 23 de febrero de 2020

Edificio Odriozola (1875) - Alejandro Rodríguez Sesmero





El edificio Odriozola, actualmente sede de la Agencia Comunitaria para el Control de la Pesca, es obra del arquitecto Alejandro Rodríguez Sesmero.


El 4 de marzo de 1875 Manuel Odriozola solicita en el Ayuntamiento vigués la licencia para la construcción de un edificio de planta baja y dos alturas en la calle García Barbón, nº 4 esquina Isabel II.


El proyecto se firma el 29 de marzo del mismo año y el encargado es el maestro de obra Alejandro Rodríguez Sesmeros.


El edificio muestra un eclecticismo academicista, pero con una serie de peculiaridades propias muy común en la arquitectura de nuestra ciudad por aquella época.

Para empezar, la fachada principal de la calle García Barbón es simétrica. Destaca sobre el resto de las fachadas del edificio por el empleo de pilastras de orden corintio en la primera planta y de orden compuesto en la segunda, y por el tratamiento de los vanos, que es de mayor riqueza decorativa.


También se aprecia la presencia de arcos de medio punto en cada uno de los vanos del cuerpo central y la colocación de pilastras en los laterales de la fachada.

Además, cada planta tiene un tratamiento ornamental distinto, como se puede apreciar en el dintel y la decoración de los arcos de cada planta.

De las fachadas laterales cabe destacar los balcones corridos aislados de la fachada principal.

En 1908 el inmueble es comprado por el adinerado emigrante porriñés Manuel Rodríguez Rodríguez, que el 23 de septiembre del mismo año encarga a Jenaro de la Fuente y Dominguez el proyecto para añadir una planta más al edificio, siendo el constructor de la obra Antonio González Romero.


Jenaro de la Fuente realizó un añadido respetando la obra original. Así, la tercera planta también presenta una decoración y un tipo de vano diferente al del resto de las plantas.

El edificio además de por su elegante fachada, también destacaba por su fabuloso interior. Contaba con un amplio patio interior con una elegante y magnífica escalinata que conducía hasta la primera y segunda planta. El proyecto de Jenaro de la Fuente sirvió para completar esta escalinata añadiendo dos escaleras helicoidales de doble vuelta que daban la impresión de estar suspendidas en el aire. El arquitecto mostraba una vez más su maestría y buen gusto. Finalmente, el patio interior estaría coronado por un lucernario situado en el centro de la cúpula iluminando el inmueble.

El 2 de marzo de 1999, unas obras que se realizaban en el edificio colindante, provocaron el trágico derrumbamiento del edificio, provocando la muerte de una inquilina de 65 años y heridas a otras dos personas.



El edificio fue rehabilitado y se decidió ubicar en él la sede de la Agencia Comunitaria para el Control de la Pesca (ACCP) hasta mediados del año 2010, cuando se hará efectivo el traslado al edificio de la Comandancia Naval de Marina, en la calle del Areal.



La rehabilitación del inmueble ha costado 3,5 millones de euros y ha corrido a cargo del Ministerio de Medio Ambiente. Cuenta con más de 2.000 metros cuadrados de superficie en planta bajar, tres pisos y un bajo cubierta. La empresa adjudicataria de las obras fue la firma pública Tragsa.


La mala noticia de esta rehabilitación es que se ha eliminado toda la disposición interior original, eliminando uno de los interiores más sobresalientes de la arquitectura ecléctica viguesa.




0 comentarios:

Publicar un comentario