domingo, 23 de febrero de 2020

Casa de Bernardo Rodríguez (1883)






Proyectado por el gran Jenaro de la Fuente y Domínguez el 8 de septiembre de 1883 en el solar donde se cruzan la calle Colón y la calle Príncipe, constituye junto al edificio colindante de la calle Príncipe (proyectado por Alejandro Sesmero en 1886) un bello conjunto arquitectónico.


Se trata de un edificio de tres plantas con un eje de simetría central. La fachada principal constituye un gran chaflán dividido en tres cuerpos por pilastras jónicas, que a su vez tiene una ochava en cada esquina, con un solo vano y miradores de hierro forjado en ellas.

El cuerpo central presenta un almohadillado en la planta baja y está enmarcado con dobles pilastras jónicas. De su cuidada decoración destaca un reloj rodeado de orlas y guirnaldas flanqueado por dos bonitos jarrones sobre pedestales a cada lado, situado en la coronación de la parte central.


La piedra utilizada en la construcción del edificio no es de gran calidad y se ha resentido con el paso de los años debido a la erosión de los agentes atmosféricos.


Hace unos años el inmueble fue rehabilitado. En su interior se instaló un conocido banco español. A sus responsables no se les ocurrió mejor idea que la de añadir al edificio una estructura de hierro horripilante en la que colocar bien grande el nombre del banco. No fuera ser que alguien no se diera cuenta.


Esta estructura alteró notablemente la composición original del edificio y constituye hoy en día unos de los mayores atentados arquitectónicos de nuestra ciudad.




0 comentarios:

Publicar un comentario