domingo, 23 de febrero de 2020

Escuela de Artes y Oficios






En las calles Policarpo Sanz y García Barbón se pueden encontrar algunos de los más bellos edificios de piedra que hay en nuestra ciudad.


Uno de ellos es la Escuela de Artes y Oficios. Su proyecto fue firmado por el maestro de obras Dimas Vallcorba el 27 de diciembre de 1897.


El promotor del edificio fue José García Barbón y el arquitecto encargado del proyecto fue el francés Michel Pacewicz.


El edificio está situado en el número 5 de la calle García Barbón esquina con la calle Pontevedra.


Con este maravilloso edificio de estilo ecléctico-historicista con elementos románicos y goticistas, Pacewicz dejó nuevamente su huella en nuestra ciudad y demostró que su estilo arquitectónico era muy variado y respondía a muchas influencias.


El edificio, en un principio propiedad de García Barbón, fue donado por éste a la ciudad para albergar la Escuela de Artes y Oficios y una Biblioteca Pública.


El 26 de septiembre de 1886 la "Cooperativa de Trabajadores El Ahorro" funda en la ciudad la Escuela de Artes y Oficios con el nombre de "Casa Escuela", con la finalidad declarada de impulsar la instrucción del obrero y el progreso de la mujer trabajadora.

Instalada en el número 3 de la calle del Circo (hoy calle Eduardo Iglesias), con el apoyo de José Manuel Bárcena, José García Barbón y Chao, entre otros, el 26 de enero de 1901 se decide trasladar la escuela a un nuevo edificio donado por García Barbón. En agosto de ese mismo año se produce el traslado al nuevo inmueble situado en la calle García Barbón, donde el ministerio instituye las enseñanzas superiores de industrias, con el fin de producir "trabajadores cualificados e impulsar el desarrollo técnico del Estado".


Cabe reseñar que por aquella época el periodista Ramón Gasset (tio materno del filósofo) emprendió en Vigo la creación de unas escuelas superiores (que sería el embrión de la Escuela de Peritos) dando como resultado el 30 de enero de 1902 la apertura de matrícula del primer curso de Mecánicos y Electricistas.


Así, el 6 de marzo de ese mismo año Ramón Gasset toma posesión del edificio de Artes y Oficios como director de la Escuela Superior.

Las previsiones iniciales de Artes y Oficios fueron modificadas y en mayo se llevó a cabo una reestructuración: la Escuela de Artes y Oficios, dirigida por José Díaz Casabuena, se integraba como Escuela Elemental de Industrias, que daba acceso a la Superior, dirigida por Gasset. Ambas escuelas estaban estaban instaladas en el nuevo edificio, que pasaba a conocerse como Artes e Industrias.

La construcción del inmueble se llevó a cabo en dos etapas. En la primera se construye la fachada principal de García Barbón y en 1900 se construye el tramo de la calle Pontevedra. En 1902 se añade un nuevo cuerpo para dedicarlo a la enseñanza de la mujer, que se termina en 1904.

Este edificio destaca entre las demás edificaciones eclécticas de la ciudad por su combinación de superficies planas y lisas con vanos sencillos y dobles partidos por una columna, ornamentados en su contorno y con sobredinteles resaltados.

La fachada a la calle García Barbón es simétrica y está formada por tres cuerpos, con los dos laterales ligeramente salientes para romper su planitud y con una disposición de los vanos diferentes.


Destaca por su marcada horizontalidad gracias al efecto que produce las impostas a la altura de las intersecciones de las plantas.


Su carácter ecléctico se puede apreciar también por la diferente ornamentación que posee cada una de las plantas del edificio.


La fachada a la calle Pontevedra destaca por sus dos balconcillos con arcos de medio punto en las varandillas. Colocados simétricamente, forman una gran ménsula lujosamente ornamentados con motivos ecléctico-gótico-románicos. El vano que corona el balcón aparece decorado con una cinta vegetal.



El edificio anexo (construido posteriormente) enlaza con el anterior mediante un pórtico finalizado en frontón conopial.


Hoy en día el edificio alberga la mejor biblioteca de Vigo y de forma gratuita imparte clases de artes populares, música e idiomas.

Se trata sin duda de uno de los mejores ejemplos de arquitectura ecléctica neomedievalista de nuestra ciudad y una de las joyas arquitectónicas de Vigo.

Sin duda un gran regalo a la ciudad del querido filántropo José García Barbón.

0 comentarios:

Publicar un comentario