domingo, 23 de febrero de 2020

Edificio Aurora Polar (1959)






En el año 1959 la compañía de seguros Aurora Polar encargó la construcción del que sería el último edificio del arquitecto vigués Jenaro de la Fuente Álvarez.


Con el giro emprendido por el arquitecto cinco años atrás con el edificio Candeira hacia una arquitectura racionalista, el edificio Aurora Polar supuso un paso más en la consolidación de ese estilo arquitectónico.


De la Fuente proyecta para la esquina de las calles Urzáiz y República Argentina un edificio de doce plantas cuyas formas recuerdan al mundo de la máquina y la velocidad, tomando como referencias las formas, colores y materiales de los grandes transantlánticos, automóviles o aviones, y con el que busca el máximo aprovechamiento del espacio disponible.


La disposición de la entrada principal permite salvar la acusada pendiente de la calle República Argentina para aprovechar todo el espacio de la planta y dedicarlo a uso comercial.


La planta inmediatamente superior también es de uso comercial y su cerramiento es con paños de cristal inclinados hacia la calle y en ella destacan las esculturas realizadas en el chaflán, hechas por el escultor vigués Camilo Nogueira. En ellas se representan motivos relacionados con el mundo laboral.


La disposición del resto de las plantas destaca por la expresiva curva de terraza inspiradas del mundo náutico con barandas de hierro y cristal. Este uso de las curvas, con los sucesivos retranqueos a partir de la octava planta, da al conjunto la sensación de movimiento.


El edificio se corona con una amplia pérgola.



En 2006 el edificio fue homenajeado por el COAG con motivo del día internacional de la Arquitectura, ya que sin duda se trata de uno de los edificios más significativos de la arquitectura racionalista en Vigo, y uno de los pioneros de la introducion en la ciudad del movimiento moderno.

0 comentarios:

Publicar un comentario