domingo, 23 de febrero de 2020

Edificio Banco Siméon (1974) - Desiderio Pernas





El edificio del Banco Simeón es considerado como un edificio clave dentro de la obra del arquitecto vigués Desiderio Pernas. Su construcción se remonta a 1974.


Desde que se instalara profesionalmente en Vigo en 1963, Pernas había desarrollado un trabajo basado en los parámetros y lenguaje del movimiento moderno. Algo normal, ya que era lo que había mamado en su época de estudiante; especialmente de Mies van der Rohe, cuya obra influyó notablemente en el arquitecto vigués.


Pero en ese momento el movimiento moderno se ponía en duda. Liderados por el arquitecto italiano e historiador Bruno Zelvi, el racionalismo deja paso a un movimiento arquitectónico que entiende que el edificio, más allá de formas y geometrías, debe estar en sintonía con su entorno. Aparece, por lo tanto, la idea de introducir el exterior en el interior de los edificios como en el edificio de la Fundación Ford en Manhattan de Kevin Roche y John Dinkeloo.


Con el proyecto del Banco Simeón, Pernas entiende que tiene la oportunidad perfecta para desarrollar un edificio bajo estos nuevos valores arquitectónicos. El cliente busca un edificio representativo y el solar está en pleno centro de Vigo.


Teniendo esto en cuenta, Pernas lleva a cabo el diseño de un edicio donde la naturaleza "se encapsula, se empaqueta" y se introduce en la oficina.

A través de grandes jardineras diseña un edificio donde el jardín forma parte de la fachada y cuya composición volumétrica respeta a los edificios colindantes.


Siguiendo con el lenguaje postmoderno, vemos que el edificio está fragmentado en diversos sólidos suspendidos que anclados en sus soportes reivindican de alguna forma su autonomía.

Sin duda el edificio es un excelente reflejo del movimiento arquitectónico que tenía lugar en el momento de su construcción.














0 comentarios:

Publicar un comentario